DEPORTE (BENEFICIOSO vs. PERJUDICIAL)

DEPORTE (BENEFICIOSO vs. PERJUDICIAL)

Mientras pasaban los días y cada vez era más y más la obsesión por la alimentación, realizaba deporte diariamente. Practicaba deportes que desgastaran totalmente mi cuerpo, podía salir a correr una hora con apenas peso, luego hacer abdominales y todo ello sin ningún tipo de límite, llegando a dos horas y media diarias. Puede parecer algo normal, pero teniendo en cuenta que no comes y que estas en un peso mínimo, es algo muy grave. De todos modos, esto me ocasionaba estar el resto de día mareada, cansada o simplemente llorando sin saber porque (obviamente, el cuerpo y la mente son muy inteligentes, saben que tu cuerpo no esta bien, que tú no estas bien y muchas veces lo expresamos llorando, como en mi caso).

Siempre he pensado que tuve suerte, teniendo en cuenta lo que comía (nada) y lo que desgastaba (todo), siento que me pasaron pocas cosas o que mi cuerpo aguanto demasiado bien lo mal que lo cuide durante este tiempo, pero tenéis que saber que no siempre es así. Poco a poco os iré explicando todo lo que conlleva o lo supuso para mi cuerpo y mi mente someterlos a límites tan extremos, solo os adelanto que esta temporada acarreó cosas muy negativas y peligrosas a mi vida y algo muy importante, hacer daño a toda la gente que me rodeaba (algo que me ha costado superar bastante).

Durante la recuperación con mi psiquíatra y mi médico, me recomendaron estar varios meses sin realizar nada de deporte mientras comenzara a comer con normalidad. Sinceramente, fue BASTANTE duro y una de las cosas que peor lleve durante la enfermedad. Pero ¿sabéis qué? Es justo ahí, justo en esos momentos tan difíciles cuando debéis pensar en vosotros, en vuestro futuro y querer con todas vuestras fuerzas ser una persona LIBRE, pensar racionalmente que ese esfuerzo se verá recompensado en un futuro.

Deporte, ¿si o no? La actividad física durante el proceso de superación es un tema complicado debido a la controversias que genera. Hay profesionales que creen que debe evitarse y otros opinan que puede ser beneficioso para lograr un mejor entendimiento de nuestro cuerpo. Existen múltiples estudios que confirman que practicar deporte en personas que están sufriendo anorexia no es negativo, sino que ayuda a mejorar la relación con nuestro cuerpo además de abrirnos un espacio para crear relaciones sociales con otros que practiquen ese deporte.

El-hambre-de-vivir-deporte-beneficiovs.perjudicial

Hoy en día, en mi caso en particular, el deporte es MUY beneficioso a nivel físico y mental. Creo que la cantidad de ejercicio tiene que depender del momento de la enfermedad que os encontréis, si estáis en un índice de masa corporal muy bajo o desnutrición, debéis comenzar a ganar algo de peso antes de comenzar a realizar actividad deportiva. En cambio, aquellas personas que tengáis un nivel calórico más alto podéis ayudaros de la actividad física (DATO: comenzar por deportes que no generen demasiado esfuerzo, como yoga, pilates o natación).

Se puede..

Podéis..

..solo hace falta CREER en vosotros y QUERER mejorar, nada de esto servirá si vosotras no empezáis a quereros como persona y a confiar en vuestros actos y cambios.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*