EQUILIBRIO Y ESTILO DE VIDA, GRACIAS YOGA.

EQUILIBRIO Y ESTILO DE VIDA, GRACIAS YOGA.

Sin darme cuenta estaba empujando mi cuerpo a límites extremos a través del dolor, la fatiga y del cansancio absoluto, obviamente el deporte no debe tener como resultado o como fin nada de esto. Durante un tiempo creí que deporte era desgaste, pero poco a poco he ido conociendo diferentes formas de cuidar mi cuerpo haciendo del deporte un hobbie que haga sentirme y ser una persona equilibrada.

En mi recuperación no practiqué Yoga, pero en los últimos meses estoy introduciéndome un poco en su mundo. Sinceramente pienso que en su día hubiera sido MUY beneficioso en mi recuperación, por ello hoy escribo acerca de este deporte, creo que me hubiera costado bastante menos la superación de la enfermedad y que la evolución hubiese sido mucho más fácil.

Como os he dicho, me costó mucho estar durante meses sin hacer nada de deporte y empezar a comer con normalidad. Hasta que mi cabeza se recuperó y entendió que no hace falta desgastar todo lo que comes, estuve hundida totalmente porque comía y no podía hacer nada de deporte, mi cabeza me decía constantemente que engordaría y engordaría sin parar. Posiblemente si hubiera practicado un deporte como este hubiera tenido a mi lado un apoyo y una ayuda en ciertos  momentos de estrés, lo cual podría haber sido una buena herramienta en su momento.

Hoy en día creo que es capaz de ayudarme conectar conmigo misma, me enseña a adquirir una actitud de no enjuiciarme, me sirve de refuerzo para que aquellos aspectos emocionales que puedan preocuparme no me absorban por completo.

¿Por qué creo que debéis practicar yoga?

 Puede que a través de la práctica del yoga podáis encontrar ese equilibrio que siempre había formado parte de vuestra vida y que debido a la enfermedad desapareció.

La anorexia es un trastorno que tiene un fondo profundo, muy profundo, por está razón cada uno de nosotros y cada caso particular es totalmente diferente, aun así, una herramienta que nos ayude a conectar con nosotros mismos puede ser un punto importante en cada recuperación particular.

Creo que el yoga puede transformar nuestra vida, puede proporcionar un mejor funcionamiento de nuestra mente y de nuestro cuerpo. Pero para modificar la situación tenemos que ser conscientes de que la queremos cambiar, y después debemos pensar que es aquello que puede ayudarnos a modificar nuestra forma de vivir. La práctica del Yoga invita a llevar una nutrición sana y equilibrada, punto muy importante, ya que necesitamos y buscamos un equilibrio dentro de la desestructuración de nuestro día a día. Es más, cuando profundizas en este deporte puedes acabar interesándote por el crecimiento personal y el conocimiento de uno mismo y esto puede ayudaros mucho.

La presión y el estrés que conlleva la anorexia puede verse disminuida inmensamente gracias a las herramientas que el yoga nos proporciona, así como su filosofía de seguir pasos diminutos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*