Seres inseguros por naturaleza

Seres inseguros por naturaleza

Cada vez que no te acompaña aparece esa voz, te recuerda y te dice: “jamás vas a conseguirlo”, “nunca podrás con ello”,  no eres lo suficientemente adecuada para el puesto”, “no aprobarás ese examen jamás”. Estos y otros muchos pensamientos abordan tu cabeza haciéndote creer cada uno de ellos al pie de la letra, todos ellos son resultado de una serie de vivencias que nos provocan ser seres inseguros. Cada uno de nosotros estamos pensando en cada una de las inseguridades que nos suelen acompañar y sabemos que no es fácil huir de ellas. Pero, ¿sabéis qué?, no es algo que nosotros elijamos, es algo que no solo se debe a una ruptura de hace un mes, ni a un suspenso de ayer, es algo que se remonta a nuestra infancia, a cada una de nuestras vivencias y relaciones sociales.

Las personas no carecen de autoestima ni se convierten en un ser inseguro porque sí, no se debe a algo genético, tampoco es fruto del azar, ni aparece de un día para otro. La pérdida de la autoestima es debida a una serie de vivencias y experiencias que nos hacen crecer y madurar como personas INSEGURAS.

Puede deberse a una ruptura, a un machacamiento psicológico externo o interno o debido a factores de nuestra personalidad que nos hacen ser más débiles. Quizás aparezca porque no paramos de ponernos metas irreales, o porque nos están convirtiendo en personas dependientes, o quizás porque nos han educado en un entorno totalmente exigente y autoritario. Cada persona somos un mundo y gran parte de nosotros perdemos la autoestima en algún momento de nuestra vida y esto puede deberse a múltiples factores.

seres-inseguros-por-naturaleza-2-EL-HAMBRE-DE-VIVIR

Todo esto puedo hacernos creer que no estamos a la altura de la circunstancias, que nada de lo que hacemos es suficiente, nos hacen dar un paso atrás. Nos genera no estudiar esa carrera, no hacer ese viaje para conocer mundo, no creer que somos valorados en el trabajo, incluso pensar que no somos personas aptas para tus amigos, familiares o pareja. Es curioso preguntarnos mil veces: ¿Está contento mi jefe con lo que hago?, ¿seré válida para emprender?, ¿mis amigos se sentirán a gusto al verme o hablar conmigo?

Si paramos a reflexionar, todo esto puede parecer una absurdez, vivimos en mundo de imperfecciones y nos gusta así, con sus cambios, sus idas y su venidas. No podemos pretenden abarcar un mundo de perfección inexistente, ni podemos alimentar nuestra inseguridad diaria por la crítica ajena. Esto solo conseguirá limitarnos como personas en crecimiento y aprendizaje, nos pondrá barreras y cuando no hagamos lo que realmente deseamos, ni disfrutemos momentos y personas por culpa de esta falta de autoestima, justo en ese momento será cuando realmente estemos fracasando en la vida.

Por ello, hoy quiero deciros que volváis a tenerla a vuestro lado, decirle HOLA, existe y está ahí, se llama autoestima y cada día quiere recordarte tus fortalezas y todo aquello que has conseguido. Te dirá cada mañana que los problemas tienen solución, que los agujeros tienen salida y que no solo hay blancos y negros, que existen los grises y existe el arcoiris.

Por todo ello, enfrentemos miedos, asumamos retos, alegrémonos de cada logro conseguido, SEAMOS PERSONAS VALIENTES.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.