VIAJAR. Las ganas, el ansia, incluso me atrevería a decir: la necesidad.

VIAJAR. Las ganas, el ansia, incluso me atrevería a decir: la necesidad.

Por gusto, por conocer, por vivir experiencias, por aprender, el viajar nos aporta sabiduría, conocimiento, historia, historias, paisajes. Es algo TAN necesario para crecer mental y personalmente y la vez, es algo a lo cual le quitamos la importancia REAL.

Cuando estas introducida en una enfermedad que hace tan pequeño el circulo de intereses y hobbies, da exactamente igual que que surjan mil cosas, mil planes, todo está en un segundo plano, jamás sabrás aprovechar lo que te rodea, jamás. Tu vida se centra solo en ese gran problema que rodea tu día a día.

Desde el momento que empecé a recuperarme, no solo empecé a valorar a mi gente, mi vida, mi futuro… también empecé a sentir que esa enfermedad me había provocado perder el interés por conocer y viajar. Cerré muchas puertas a muchas oportunidades de salir fuera de casa por miedo, debilidad y cansancio. Más tarde, tampoco lo hice por estar recuperándome cerca de mi casa.

viajar-vida-2-EL-HAMBRE-DE-VIVIR

Han pasado los años, he recuperado las ganas de vivir y  SIENTO UNA GRAN NECESIDAD Y UNA TREMENDA CURIOSIDAD POR CONOCER Y POR APRENDER. Es muy necesario sentir las ganas de descubrir y explorar nuevas culturas, abrir la mente, borrar prejuicios, dormir donde nunca imaginas, comer lo nunca hubieras pensado, retroalimentar tu pensamiento con el resto de costumbres y pensamientos del personas totalmente diferentes a ti, ya sea por su religión, por hábitos o su estilo de vida.

No dejemos que nada sea igual cuando vuelvas de un viaje, ya sea de dos días, de siete o de un mes. Explotemos todo lo que el mundo nos da, llenemos nuestra vida de valores, de vivencias que estén siempre contigo, recordemos cada día esas vivencias que siempre nos acompañaran

En mi caso, además del simple y a la vez complejo hecho de viajar, me queda algo muy importante que hacer, y que se que lo haré, y espero que no sea muy tarde. Sí, hablo de hacer un voluntariado, lo cual siento que todo el mundo debería hacer alguna vez en su vida. Viajemos sumando, limpiemos el ánimo, la vida, rehagamos nuestra lista de prioridades, demos el valor que corresponde a cada cosa, invirtamos horas en los demás. VIAJEMOS Y APORTEMOS.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.